ação de redução de danos com colagem de lambe-lambe

¿Cómo hacemos nuestro trabajo en tiempos de pandemia?

postado em: blog 0

por Ana Luiza Voltolini Uwai
Traducido por Janaina Rubio Gonçalves
Versión original

Con la nueva pandemia de coronavirus, muchas cosas cambiaron. Las demandas del territorio cambiaron, y la forma de actuar de los equipos también tuvo que adaptarse a esta realidad.

El Centro de Convivencia É de Lei lleva más de 20 años realizando trabajos de reducción de daños. La propuesta de los equipos, al realizar el trabajo de campo, siempre fue trabajar sobre el concepto de autocuidado, principalmente a través del establecimiento de vínculos, de modo que las estrategias de atención ante los riesgos y daños relacionados con el uso de sustancias fueran una actuación conjunta.

Los utensilios son parte de este proceso, ya que son un punto de partida para una conversación, el mantenimiento del enlace y las herramientas de prevención, siempre elaboradas junto con las personas que las utilizarán.

Dichos utensilios necesitan adaptarse a los contextos en los que operan y adaptarse a los cambios. Cuando É de Lei comenzó a actuar en el centro de São Paulo, a principios de la década de 1990, el uso de cocaína inyectable era muy común y uno de los principales factores para el aumento de la infección por VIH. Por lo tanto, un utensilio importante para la época fueron las jeringas desechables, que personas que actúan en la reducción de daños intercambiaban por los usados de los usuarios.

Con el tiempo, la cocaína ahumada (crack) se ha convertido en la sustancia más asociada con las personas que viven en situaciones vulnerables en São Paulo, y no sorprende que el territorio en el que É de Lei esté más presente en los últimos años sea la región conocida como Cracolândia.

Actualmente, utensilios de reducción de daños utilizados por las personas que actúan como reductores de daños en el equipo de É de Lei son: boquillas de silicona, que tienen el propósito de fomentar el uso individual, evitando compartir pipas; protectores labiales, que protegen y colaboran en la curación de fisuras y quemaduras causadas por el uso constante de la pipas de aluminio; preservativos internos y externos y gel lubricante, utensilios incluso proporcionados por el gobierno para reducir los riesgos de infecciones de transmisión sexual (ITS) y hepatitis virales, así como una cartilla con información sobre cada una de las sustancias más frecuentes en la vida de las personas con las que trabajamos: cocaína/crack, alcohol y marihuana.

Más recientemente, É de Lei comenzó a tener un núcleo de prácticas de reducción de daños dirigidas a mujeres (cis, trans y travestis) lo que hizo a los equipos a actuar con una visión que busca discutir temas relacionados con el género en el territorio. A partir de este diálogo, utensilios como bragas y absorbentes comenzaron a incorporar los kits de reducción de daños de la organización.

Reducción de daños y coronavirus

Con la nueva pandemia de coronavirus, muchas cosas cambiaron. Las demandas del territorio cambiaron, y la forma de actuar de los equipos también tuvo que adaptarse a esta realidad. Antes, si el trabajo de campo era realizado dos veces por semana, al menos, después de la determinación de aislamiento del gobierno, fue necesario repensar cómo estar presente.

Los kits de reducción de daños ahora se entregan junto con kits de higiene, con alcohol en gel, jabón, pañuelos y mascarillas desechables. También fue elaborado un material informativo específico para la prevención en contextos de vulnerabilidad, con indicaciones de dónde acceder al agua para lavarse las manos y los alimentos, ya que se cerraron los servicios de salud pública y asistencia.

Además de los utensilios, la forma de realizar las acciones necesita ajustarse a las medidas de seguridad necesarias para evitar la propagación del coronavirus. De esta manera, el equipo recibió capacitación sobre cómo usar el Equipo de Protección Individual (EPI) correctamente.

Acciones y fabricación de los kits:

Higiene de las manos con agua y jabón líquido (cuando sea posible el acceso a sumidero) y e higiene de las manos con una solución hidroalcohólica al 70%

-Uso de gafas de protección o pantalla facial

-Uso de mascarilla

-Uso de delantal

-Uso de guantes quirúrgicos.

-Mono de protección biológica

-Botas

En caso de necesidad de dirigir a personas a los servicios de salud

-Todos los cuidados mencionados.

-Notificación previa del servicio de salud donde se remitirá el caso sospechoso o confirmado

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *